Roy Decavara: Harlem, Movimiento de los Derechos Civiles y Jazz.

Retrato de Roy DeCarava de Sherry Turner DeCarava - 1996

Retrato de Roy DeCarava de
Sherry Turner DeCarava – 1996

De la 125th Street a Lenox Avenue

Ser fotógrafo de color, vivir en medio del movimiento de los derechos civiles por los que pasaba Estados Unidos en los 60 y ser reconocido, era difícil pero no imposible. Una gran figura de la fotografía y además afroamericano era Roy Rudolph DeCavara. Nacido el 9 de diciembre de 1919 en el barrio de Harlem, Nueva York, EE.UU.

DeCavara el único hijo de una mujer soltera de origen jamaicano. El caso de su madre se debe a los miles de caribeños inmigrantes que llegaron a Nueva York y otras ciudades del norte en busca de una vida mejor, puesto que en el Sur tenían fuertemente consagradas las leyes de segregación racial y sería un viaje a los infiernos querer emprender una vida en los vastos campos de algodón, aún así, los inmigrantes negros del sur trajeron consigo su patrimonio cultural y musical, que para entonces incluía el blues y el jazz, y Harlem se convirtió en el hogar de músicos, escritores, poetas, actores, bailarines, así como artistas visuales. El pequeño Roy pudo desarrollar una gran afinidad por el jazz que más tarde contemplaremos en sus retratos a grandes figuras del jazz.

Como cualquier niño de aquella época y condición social, Roy se dedicaba a limpiar zapatos o vender el periódico en el metro. Artista de corazón, siempre llevó su pasión artística desde una edad temprana, pues con 5 años realizaba bocetos con tizas en las calles donde jugaba en aquellos años, donde cualquier distracción era la mejor cura para mitigar los conflictos raciales y la después llegada de la Segunda Guerra Mundial.

Su pasión por las artes y la segregación educativa que imperaba en Estados Unidos, consiguió ir al anexo de la Textile High School, como era de esperar en aquel “anexo” no aprendió nada pero más tarde fue transferido  a la Textile High School convirtiéndose en el único alumno de color pero eso no le impidió desarrollar su admiración a sus artistas de estudio como Vincent Van Gogh, Michelangelo y Leonardo da Vinci. Estos artistas consiguieron fortalecer, más aún, la pasión por el arte que albergaba en su interior. Se graduó en 1938, pasó un examen para asistir a The Cooper Union School of Art, donde estudió arte durante dos años, el fuerte racismo violento que presenciaba en la escuela le obligaron a abandonar la escuela.

Retratando lo cotidiano

Ya comenzada la Segunda Guerra Mundial, como era esperado, DeCarava fue reclutado por el Ejército de Estados Unidos y sirvió por un tiempo como dibujante topográfico en una base en el Sur. Después de sufrir, lo que más tarde describió como un ataque de nervios, en parte como resultado de los efectos del racismo institucionalizado del Ejército, abandonó y volvió a Harlem. Es a partir de aquí cuando poco a poco deja la pintura y la topografía para dedicarse a la fotografía, simplemente veía bastantes limitaciones como artista, años más tarde dijo:

“Un pintor negro para ser artista tenía que unirse al mundo blanco o no funcionaría, tenía que aceptar los valores de la cultura blanca “.

Las primeras imágenes de DeCavara se centraron en “su” Harlem, en la vida doméstica y perceptible, la vida de la calle.

 “El deseo de mostrar la fuerza, la sabiduría, la dignidad de las personas negras. No es la famosa y bien conocida, pero lo desconocido y lo anónimo, lo que revela las raíces de las que brota la grandeza de todos los seres humanos y para fotografiar a la gente de Harlem mañana, tarde y noche, en el trabajo, ir a trabajar, que viene a casa del trabajo, en el juego, en las calles, hablando, bromeando, riendo, en el hogar, en los patios de recreo, en las escuelas, bares, tiendas, bibliotecas, salones de belleza, iglesias, etc … “.

En 1952 se convirtió en el primer fotógrafo afroamericano en recibir la Beca Guggenheim, lo que lo que le permitió trabajar a tiempo completo durante todo un año fotografiando a la gente de Harlem.

Algo llamado Jazz

“Una de las cosas que me llegaron fue que sentí que las personas de color no estaban siendo retratados de una manera seria y de una manera artística.” palabras del propio DeCavara para el periódico The New York Times. Así mostró porqué en los 50 comenzó documentar sobre el Jazz, incluyendo grandes figuras de la escena como: Duke Ellington, Billie Holliday, Ella Fitzgerald, John Coltrane y Miles Davis, entre otras miles de estrellas del Jazz de aquella Nueva York.

Rompiendo las tradiciones sociales

En los años 60 en una carrera contra el racismo, mientras en las calles se luchaba por la igualdad de la raza negra, DeCavara hacía la guerra artística por su lado, ya que fundó una escuela de fotografía afroamericana que rompió con las tradiciones sociales de aquel momento. Mientras se buscaba la libertad de manos de personas ilustres como Martin Luther King o Malcolm X, Roy utilizó la fotografía como arma de doble filo, sus imágenes como un registro de la vida de un afroamericano sin olvidar el lado humanista para ello se hizo freelance para revistas como Life, donde era enviado al Sur y Washington DC, para documentar las luchas emergentes de los derechos civiles en la década de 1960.

No todo fue oro en esta época, el señor DeCarava luchó contra unas barreras mucho más difícil de superar. Estuvo activo en El Comité para Eliminar la Discriminación contra Fotógrafos Negros (The Committee to End Discrimination Against Black Photographers) liderando una protesta en contra de la revista Life, demandando la falta de los fotógrafos de color en su personal. Pero no todo el mundo estuvo de acuerdo con su enfoque.

Roy DeCarava, uno de los fotógrafos más reconocidos del mundo, murió el octubre de 2009 con 89 años. Más conocido por sus retratos oscuros y sublime textura de los músicos de jazz americanos y por su íntima crónica de la vida cotidiana en el barrio de Harlem de Nueva York en las dos décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial, hoy proporcionar un registro muy valioso, artístico e histórico de un notable capítulo en la historia de América.

Roy DeCarava, retrato de Anthony Barboza

Roy DeCarava, retrato de Anthony Barboza

Logo23

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s